domingo, 29 de junio de 2014

3 Etapa QUIXOTE LEGEND

1 Junio Domingo. 3ª Etapa: Yeste - Riopar
Los Chorros del Río Mundo

   El 3 día volvía a ser una copia del anterior a la hora de levantarse y asearse, pero esta vez estábamos bajo el techo del poli del Yeste y a las 6:00 arriba. Tras el desayuno a volver a prepararse para la última etapa con las zapas aún mojadas del día anterior, pero ya sólo quedaba la etapa final, en la cual vendrían los participantes de la QTC (Quixote Trail Challenge) que haciamos ese día 49,5 kms. con +2460 m. Por tanto estos venían frescos y con ganas de guerrear. Pero siendo conscientes que ellos tenían sólo esta etapa por delante y nosotros ya llevábamos a las espalda más de 100 kms. En el desayuno me llevé la primera alegría al ver que Jesíus Segovia se había recuperado de sus problemas estomacales y tomaría hoy la salida junto a su binomio y Dani, otro iniestense de 18 años que yo sólo lo veía a la hora de comer, porque en carrera cada día me sacaba mínimo un par de horas, jajaja.
   Tras pasar por la ambulancia a que me pusieran los apósitos del cuello para protegerme de la mochila, nos subimos en el bús que nos llevaría a la plaza del Convento. Una vez allí nos encontramos a los nuevos compañeros de aventura, como Manuel Tarín de Manises, Jorge Fernández de Albacete, etc.
Junto a Jorge Paricio, ante el castillo deYeste
    La salida se volvia a dar a las 8:00, en ésta se pudo explayar Jaime el Espiquer, dado a la magnitud de participantes, saliamos hacia la Ermita de San Bartolomé en el 2º km. y poco a poco coger la aldea de Boche pasado el km. 4 hacia Moropeche donde me encontre al gran Fausto (Quixote68) de reportero.
Foto de Fausto
   Ahora nos quedaba un descenso hacia Moropeche, bajando hasta unos 700 m de altitud. pero como siempre de ahí nos quedaría una ascensión hasta los 1500 m. en unos 10 kms. y fuí algún momento con Hortensia Torres de Molina del Segura y lo más gracioso de todo es que esa súbida no era puntuable y a más de uno se nos atraganto. Sin ir más lejos un compañero de Tobarra me dijo que si no tenía nada para darle de comer que le estaba entrando un pajarón importante, con que saque la navaja y el chorizo acompañado del pan de dátil y empezamos a meterle mano, todos los que pasaban por ahí se reían pero a la vez cuando les ofrecía no vacilaban en tomar, jejeje, excepto la pareja de Iniesta que estaban allí comiendo barritas de las que comen los pájaros y no quisieron probar bocado.

   Tras la ascensión al puerto no puntuable venía la bajada hacia los Malojares, donde contacte con Miguel Flor y fuimos juntos hasta el avituallamiento en el km. 20, donde me encontre con la desgraciada retirada de la campeona del año pasado, la murciana Inma Tonda.
   Teníamos una súbida desde los 1100 m. hasta el km. 27,5 que estaba el pico del Argel a 1680 m. Iba con Antonio y Jesús de Iniesta y la pareja de salmantinos que ya habíamos coincidido días anteriores enseguida nos pasó el púpilo cántabro de Antonio Suárez, que con 21 añitos y tras haberle vendado los tobillos que los tenía reventados no paraba de trotar. Tuve que hacer una parada técnica porque me estaba asomando la cabeza de la tortuga, jajaja y le dije a Jesús que ahora los pillaría, pero no era posible. 
   Llegando al Argel volvía a llover y tuvimos que sacar los impermeables y presagíamos que tendríamos un día tan desapacible como el anterior. En el control del Argel nos aguardaba Samu, esta vez acompañado y protegido en una tienda de campaña y un saco grande de basura por impermeable, que parecía que la iba a arrancar el viento, grande este paisano.
Con Samu en el control del Argel
     De aquí nos quedaba un descenso tan peligroso con la piedra mojada como bonito que una vez bajada la fuerte pendiente nos adentraba en un bosque de cuento de hadas con multitud de helechos y todo cubierto de musgo y líquenes.
Roca cubierta de musgo
Antenas del Padroncillo
   Una vez alcanzado el parking del Nacimiento del río Mundo, nos adentramos en la zona turística del Calar con los chorros de fondo y tras bordearlos por las escaleras ir hacia el puerto del Arenal, donde me encontré de nuevo a James con un par de admiradoras hablando en inglés. En el km. 39 estaba el avituallamiento, donde estaban los iniestenses quedándose con las guapas voluntarias rubias del avi, es lo que tiene ser joven y apuesto, jajaja. James me advierte de lo queda para ascender y que eran 3 kms. y me encuentro fuerte y me empieza a rondar la euforía pero siendo consciente que quedaba  la súbida a las antenas del Padroncillo y una zona técnica. En pocos minutos alcanzamos el pico con sus 1560 m de altitud y quien volvía a estar en el control las guapas voluntarias, Maru y Almu.
   Tan sólo quedaba el cresteo en una zona técnica y resbaladiza porque la piedra estaba húmeda, con que a tener prudencia y no arruinar la aventura en la bajada técnica, tan sólo quedaba la bajada 7 kms y -500 m de desnivel hasta Riopar. Me volví a encender como el día anterior y cuando ví en la lejanía a Jesús y Antonio, los animé a seguirme diciéndoles que ya lo teníamos en el saco y no nos quedaba ni para regalar.
  Empecé a apretar cada vez más y a sacar energía de no sé donde hasta llegar a las afueras de Riopar, para tras cruzar el Paseo de los Plátanos y sacar mi bandera del Parotet y enfundarla en uno de los bastones como si fuera un estandarte para cruzar la tan ansiada Meta y proclamarme Leyenda del Quixote, tras 8h 30' en esta 3 etapa e imponerme la medalla de Finisher. Tras 26 h. 39' y recorrer los 154 kms. con su +8220 m de desnivel.    

 Jaime me brindo la oportunidad de hablar otro día más por el micrófono, pero no podñía articular palabra de la emoción.
   Fuí a buscar a James que por fin éramos Finisher, tras tener que abandonar los dos el año pasado. Luego llegarían Antonio y Jesús que no tardarían en llegar y los acompañe hasta Meta por fuera de las vallas, para fundirnos en un fuerte abrazo en Meta, la medalla de Finisher en el pecho, y la fuerte emoción de ver que habían venido desde Iniesta sus familiares y amigos en secreto y por sorpresa. Luego se queja Antonio cuando lo manda su madre a comprar el pan y le dice que está cansado, y después del tute que se metió no sé despeinó el del pelo áspero, jajaja
Jesús, Juan y Antonio
   Luego tuve la oportunidad de abrazar a Miguel Flor que también había conseguido ser Finisher en esta edición y no lo veía desde el primer avituallamiento que apenas coincidí con él en éste. 
   Saboreamos un plato de gazpachos manchegos que sabían a gloria con la ansiada cerveza y un bocata de embutido, ya habiamos cumplido el objetivo y había que celebrarlo por todo lo alto.
Con los hermanos murcianos junto a Juanjo Larrotcha

Camiseta conmemorativa, con el dorsal y medalla de Finisher


1 comentario:

  1. Por fin conseguiste triunfar en tu tierra!!
    Enhorabuena crack !!!

    ResponderEliminar